Huella digital: doxing

Plantilla imagen destacada

El doxing es uno de los riesgos en internet más desconocidos por la mayoría de las personas. Se trata de un conjunto de técnicas o estrategias destinadas a recopilar información sobre una persona u organización, por vías habitualmente telemáticas con el objetivo de obtener la mayor cantidad de datos personales y privados que sea posible. La práctica del doxing no es delictiva en sí misma, puesto que lo que se hace es recopilar datos que se encuentran en redes, lo que sí constituye un delito es la finalidad con la que se puede llegar a utilizar esta información o los métodos utilizados para encontrar dicha información.

Respecto al primer punto, en muchas ocasiones este almacenamiento de datos se utiliza para acosar, amenazar y extorsionar a la persona u organización con revelar datos personales averiguados en internet -como el lugar de residencia o el número de la tarjeta de crédito-. En estos casos, a los datos reales muchas veces se les suelen unir otros que no son verdad pero que se quieren exponer con la intención de dañar a una persona.

Si todos los datos -sean ciertos o falsos- se acaban haciendo públicos, sería prácticamente imposible eliminarlos de la red, distribuyéndose esta información de manera permanente e ilimitada. La víctima, incapaz de controlar la situación, acaba creyendo que no se puede hacer nada y se sume en un sentimiento de desamparo total que puede desembocar en ansiedad, al creer que puede estar siendo evaluada, observada y juzgada en todo momento por la información que se tiene de ella en internet y que puede afectarle en la vida real.

A nivel material, la víctima puede sufrir la perdida de contraseñas, perdida de dinero, etc. Asimismo, cuando una persona está siendo atacada su entorno más cercano se ve igualmente afectado, puesto que sus datos también se ven expuestos creándose una especie de efecto bola de nieve difícil de frenar.

Respecto a la manera o forma de conseguir los datos, sería ilícito conseguir estos mediante prácticas delictivas como virus informáticos, malwares, etc. Sin embargo, la mayoría de información privada se puede conseguir mediante buscadores de internet o redes sociales: fotos, cuenta de correo, número de teléfono o nuestro lugar de residencia y trabajo se encuentran de manera rápida y sencilla para todo el mundo.

Los doxers, aquellas personas que atacan y amenazan mediante el doxing, no tienen un perfil especifico, puede ser cualquiera. Internet y el anonimato que este proporciona ha llevado a muchas personas a sentirse despersonalizadas y a no sentirse culpables por insultar, amenazar o atacar a otras personas o entidades. Lo que sucede en internet se aísla de la realidad, como si no tuviera nada que ver.

Vemos, por tanto, que el doxing no es más que un ejemplo de como las nuevas tecnologías han cambiado y evolucionado nuestra forma de dañar a los demás.

Merece especial mención el doxing al que se pueden ver expuestos los menores de edad y las mujeres. En el caso de los primeros, el doxing va de la mano del ciberbullying que, teniendo un poder de difusión mayor que el acoso tradicional -por ejemplo, si se usan redes sociales-, puede generar en los menores graves problemas de salud como el estrés o la ansiedad.

Respecto al segundo grupo, un estudio reciente de Amnistía Internacional expone que una de cada cinco mujeres españolas ha sido acosada por internet y que un 26% de estas mujeres había sido acosada a través de la revelación de sus datos personales. Ello tiene mucho que ver con la estigmatización a la mujer, puesto que la difusión de cierta información privada de una mujer no tiene el mismo efecto que si la victima fuese un hombre. El hecho de ser juzgadas y señaladas hace que la amenaza sea más fuerte a la hora de dominar a la víctima, la cual es capaz de cualquier cosa por no ver su información personal difundida por redes.

El gran problema reside en lo difícil que es defenderse del doxing. La mayoría de personas tenemos expuesta gran parte de nuestra vida en internet, lo que facilita que en algún momento de nuestras vidas seamos victimas del doxing. La solución es asegurar los perfiles en redes sociales, evitar dejar una huella digital de la que en algún momento podamos arrepentirnos y estar seguros de aquello que decimos o exponemos en internet, privatizando toda nuestra información y que sólo aquellas personas que queramos sean capaces de verlo. Debemos ser conscientes de lo que se dice y existe en internet sobre nosotros, y entender que todo lo que esté en redes se puede volver en nuestra contra o utilizarse para amenazarnos.

De este modo, las medidas más eficaces para prevenir el doxing son:

  • Privatizar fotos, correo electrónico, número de teléfono y redes sociales. No dejar un libre acceso a todo el público si no es completamente necesario -por ejemplo, por temas laborales-.
  • Usar contraseñas seguras. Combinar número, mayúsculas, minúsculas, etc. Igualmente, no usar la misma contraseña para varios dominios y páginas.
  • Evitar informar del lugar exacto en el que nos encontramos en tiempo real.
  • Usar cuentas de correo distintas para cada caso: trabajo, redes sociales, correo personal, cuentas bancarias, etc.

En los últimos años se han dado numerosos casos de doxing. Destaca el de la empresa Sony Pictures Entertainment, que, como consecuencia del estreno de la película The Interview en 2014, sufrió un ataque informático por parte de hackers presuntamente vinculados a Corea del Norte que derivó en la publicación de cientos de documentos y correos electrónicos confidenciales, provocando una gran crisis reputacional en la organización. El doxing también ha estado muy relacionado con causas activistas como la del colectivo Anonymous, que en 2014 reveló la identidad de miembros y dirigentes del Ku Klux Klan a través del hackeo de su cuenta de Twitter.

A pesar de lo anterior, existe un tipo de doxing benigno, el que utiliza la mayoría de las personas cuando busca opiniones en internet para saber cómo o quién es una persona con la que va a tratar, o para tener opiniones acerca del restaurante al que va a acudir o de las empresas con las que quiera contratar. En este punto y para concluir el artículo, resulta interesante recordar el experimento realizado por una organización belga en 2012, que, por medio de un supuesto mentalista que aseguraba poder leer la mente, revelaba datos personales de ciudadanos anónimos que se ofrecían a participar. El truco estaba en que un grupo de colaboradores buscaba todos esos datos en las redes sociales y luego se los chivaba al mentalista. Relaciones amorosas, estudios cursados e incluso el número de la tarjeta de crédito… todo a un clic.

*****

Bibliografía

(2018). Doxing, la amenaza de revelar tus datos personales [online]. Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/doxing-amenaza-revelar-datos-personales/ [Acceso 23 de mayo de 2018].

Iglesias, P. (2015). El doxing y la huella digital que dejamos en la red. [online]. Disponible en: https://www.pabloyglesias.com/mundohacker-el-doxing/ [Acceso 23 de mayo de 2018].

Fita, J. (2017). El ‘doxing’, una forma de acoso en la red [online]. Disponible en: http://www.lavanguardia.com/vida/20171124/433105296937/doxing-forma-acoso-red.html [Acceso 23 de mayo de 2018].

Pardo, P. (2015). Ciberataque de Anonymous al Ku Klux Klan [online]. Disponible en: http://www.elmundo.es/internacional/2015/11/03/56390311268e3e89598b45c1.html [Acceso 23 de mayo de 2018].

Torres, A. Doxing: una nueva forma de acoso por Internet que se ceba con las mujeres [online]. Disponible en: https://psicologiaymente.net/forense/doxing  [Acceso 23 de mayo de 2018].

Wikipedia. Ciberataque a Sony Pictures de 2014 [online]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Ciberataque_a_Sony_Pictures_de_2014 [Acceso 23 de mayo de 2018].

Youtube (2013). Tu vida entera está en Internet… y pueden usarla contra ti . Disponible en:  https://www.youtube.com/watch?v=lVvfx0GT5sk [Acceso 23 de mayo de 2015].

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s