Violencia filio-parental 1.0: qué es, cómo se produce y su incidencia

Foto original por Asier_relampagoestudio / Freepik

En los últimos años, los medios de comunicación hablan sobre lo que consideran un nuevo y preocupante problema familiar: la violencia filio-parental. Pero, a pesar de que este fenómeno parece haber existido siempre, sí que es cierto que actualmente está habiendo un incremento en el número de denuncias interpuesta por padres y madres hacia sus hijos, así como un aumento de solicitudes de atención en servicios psicosociales, sanitarios y judiciales.

Según Garrido (2007), este crecimiento podría deberse a dos razones. En primer lugar, en los últimos 15 años ha habido un importante incremento de diversos tipos de delincuencia juvenil, por lo que no es de extrañar que también haya aumentado el tipo de violencia ejercida de hijos a padres. Y en segundo lugar, se trata de un fenómeno de muy complicada visión, de modo que si tantos casos han llegado a organismos públicos, es señal de que gran cantidad de padres se han visto afectados. El alcance de esta problemática ha llegado a tal punto que autores como Sanmartín (2004) y Gelles y Straus (1979), aseguran que la familia es la institución más violenta de nuestra sociedad, después del ejército en tiempos de guerra. Esta afirmación resulta llamativa, ya que dicho contexto debería estar fundamentado en el amor entre sus miembros y estar libre de conductas dañinas. Tradicionalmente la familia se ha considerado como un espacio privado, y lo que dentro de él ocurre, es lejano al ámbito público y al juicio externo. Por ello, a pesar del aumento en el número de casos de violencia filio-parental, los datos que se tienen son sólo la punta del iceberg, y es que en este tipo de violencia hay mucho secretismo.

Con la primera parte de este artículo, se pretende definir la violencia filio-parental, explicar cómo se produce y mostrar su incidencia, para así poder tener una visión global del fenómeno y seguir adecuadamente la segunda parte del trabajo.

¿Qué es la violencia filio-parental?

La violencia ejercida de hijos a padres tiene múltiples nomenclaturas: violencia ascendente, violencia filial, violencia filio-parental, violencia intrafamiliar, síndrome de los padres maltratados o Síndrome del Emperador (Garrido, 2007), así como definiciones desde distintos puntos de vista.

Las primeras definiciones se remontan a 37 años atrás, y se caracterizan por ser breves y poco operacionalizadas. En concreto, fueron Harbin y Madden (1979) y Laurent y Derry (1999), algunos de los primeros autores en definir la violencia filio-parental, y lo hicieron como aquellos ataques físicos o amenazas verbales y no verbales ejercidos de hijos a padres.

Actualmente, las definiciones de violencia ascendente son más elaboradas y están más operacionalizadas. Cottrell y Monk (2004) entienden que la violencia filial engloba todas aquellas acciones llevadas a cabo por los hijos, que intentan causar daño financiero, psicológico y/o físico a sus padres. Por daño financiero se entiende toda conducta que incluya robo y/o deudas económicas de los hijos, que deben pagar los progenitores; el daño psicológico engloba todo tipo de conductas que atentan contra el equilibrio psico-emocional de las víctimas; y por último, el daño físico incluye conductas que pueden ocasionar daño corporal empleando objetos o partes del cuerpo. Asimismo, Pereira (2006) opina que la violencia filio-parental es un conjunto de conductas reiteradas de violencia física, verbal o no verbal, dirigidas a los progenitores o a aquellos adultos que ocupan su lugar. Por su parte, Garrido (2007) considera que se trata de un trastorno caracterizado por un conjunto de conductas agresivas, físicas y psicológicas, ejercidas de hijos a padres, destacando de los hijos su falta de conciencia y escasa capacidad para sentir culpa. Finalmente, Aroca (2013, p15) entiende que “en este tipo de violencia el hijo actúa conscientemente con la intención de obtener/mantener poder, control y dominio sobre sus progenitores de forma reiterada, causando daño en su víctima, con el fin inmediato de obtener lo que desea, utilizando la violencia psicológica, económica y/o física”.

¿Cómo se produce la violencia filio-parental?

En primer lugar, es necesario aclarar por qué se considera violencia a esta actividad, definiendo dos términos íntimamente relacionados: la agresividad y la violencia. Por agresividad se entiende aquella conducta innata que aparece automáticamente ante ciertos estímulos y situaciones, y que desaparece ante la presencia de inhibidores. En cambio, la violencia es un tipo de agresividad atrofiada por la acción de factores socioculturales que la desprenden de su automaticidad y la convierten en una conducta intencional y dañina. Así pues, la agresividad vendría determinada por la biología, mientras que la violencia lo haría por la cultura (Sanmartín, 2004). Por ello, la violencia filial se considera violencia por esa intencionalidad de causar daño por parte de quien la ejerce.

El fenómeno objeto de estudio se produce a partir de un modus operandi específico donde interviene el binomio agresor-víctima. Entre ambos se crea un ciclo coercitivo bidireccional de sumisión/hostilidad. Los progenitores maltratados descubren que sus pautas educativas son inefectivas con su hijo, por lo que cuando emplean amenazas o castigos (pautas educativas duras y coercitivas) su hijo incrementa en intensidad y frecuencia la conducta violenta. En ese momento, los ascendientes emplean la persuasión, conciliación o negociación (pautas educativas suaves y permisivas), que su hijo ignora actuando con mayor desprecio ante ellos. Ante tal reacción, madres y padres entienden que su actitud conciliadora provoca un aumento de las exigencias del menor, lo que les lleva al enfado e irritación, traduciéndose en coerción (pautas educativas duras y coercitivas) (Aroca, 2013). Bugental, Blue y Cruzcosa (1989) consideran que cuanto más aumenten esos sentimientos por parte de los ascendientes, más elevado será el riesgo de que pierdan el control de la situación y de ellos mismos, pudiendo provocar violencia por las dos partes: filio-parental y paterno-filial.

Algunas cifras sobre la violencia-filioparental

En su gran mayoría, han sido autores canadienses y estadounidenses los que han estudiado el fenómeno objeto de análisis. En concreto, Cottrell y Monk (2004) recogieron cifras entre el 9% y el 14% de progenitores que han experimentado algún episodio de agresión física por parte de sus hijos adolescentes. Otros autores informan de una incidencia del 7% al 18% de violencia ascendente en hogares de dos progenitores, que asciende al 29% en hogares monoparentales (Peek, Fischer y Kidwell, 1985). Además, un trabajo realizado por Pagani, Tremblay, Nagin, Zoccolillo, Vitaro y McDuff (2004) en el que entrevistaron a adolescentes canadienses pertenecientes a familias donde el único progenitor era la madre, hallaron que el 64% de ellos (tanto chicos como chicas) agredían a sus madres verbalmente.

En España, las estadísticas indican que en los últimos años las denuncias por violencia filio-parental han aumentado en un 400%. Así pues, fueron 2603 las denuncias interpuestas de padres a hijos por ejercer este tipo de violencia en el año 2007, en 2008 ascendieron a 4211, en 2009 volvieron a aumentar a 5209 y en 2010 se registraron 8000 denuncias (Ministerio de Justicia, 2011). Estudios como el de Calvete, Orue y Sampedro (2011) ejemplifican que el 85% de los adolescentes de entre 12-17 años ha gritado, insultado o amenazado con pegar a sus padres alguna vez.

Pero como se ha dicho anteriormente, toda esta cantidad de cifras son solo la punta del iceberg, ya que se trata de un problema muy silencioso y silenciado.

Referencias

Aroca, C. (2013). La violencia de hijos adolescentes contra sus progenitores. Revista sobre la Infancia y la Adolescencia, 5, 12-30.

Bugental, D. B., Blue, J. B. & Cruzcosa, M. (1989). Perceived control over caregiving outcomes: Implications for child abuse. Developmental Psychology, 25, 532-539.

Calvete, E., Orue, I. & Sampedro, R. (2011). Violencia filio-parental en la adolescencia: Características ambientales y personales. Infancia y Aprendizaje, 34(3), 349-363.

Cottrell, B. & Monk, P. (2004). Adolescent-to-parent abuse. A qualitative overview of common themes. Journal of Family Issues, 25(8), 1072-1095.

Garrido, V. (2007). Los hijos tiranos: El Síndrome del Emperador. Barcelona: Ariel.

Gelles, R. J. & Straus, M. A. (1979). Determinants of violence in the family: Toward a theoretical integration. En R. W. Burr, R. Hill, I. Nye & I. L. Reiss (Eds.), Contemporary Theories about the Family (pp.549-581). Nueva York: Free Press.

Harbin, H. & Madden, D. (1979). Battered parents: A new syndrome. American Journal of Psychiatry, 136(10), 1288-1291.

Laurent, A. & Derry, A. (1999). Violence of French adolescents toward their parents. Journal of Adolescent Health, 25(1), 21-26.

Ministerio de Justicia. (2011). CIRCULAR 1/2010, sobre el tratamiento desde el sistema de justicia juvenil de los malos tratos de los menores contra sus ascendientes. Madrid: Centro de Publicaciones.

Pagani, L. S., Tremblay, R. E., Nagin, D., Zoccolillo, M., Vitaro, F. & McDuff, P. (2004). Risk factor models for adolescent verbal and physical aggression toward mothers. International Journal of Behavioral Development, 28(6), 528-537.

Peek, C. W., Fischer, J. L. & Kidwell, J. S. (1985). Teenage violence toward parents: A neglected dimension of family violence. Journal of Marriage and the Family, 47(4), 1051-1058.

Pereira, R. (2006). Violencia filio-parental: Un fenómeno emergente. Revista Mosaico, 36, 1-4.

Sanmartín, J. (2004). La violencia y sus claves (4ªed.). Barcelona: Ariel.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s